martes, 18 de agosto de 2015

Si Los pastores me amasen, apacentaran mis ovejas y no así mismo

Resultado de imagen para imagenes de un pastor con ovejas


Conozco de un hermano que afligido por saber de parte de Dios como deben ser los pastores, relató lo siguiente:
En este tiempo de tanta apostasía y de ver que en la congregación se mezclan cosas que no están en la Biblia como el teatro y las danzas y todo el discurso de las predicas es “tengo una palabra profética” o un mover profético y por lo general sale del corazón del hombre y no de Dios, porque algunos que profetizan hoy es todo paz, todo te va a ir mejor, este es el año para ti, tus finanzas se multiplicarán y ya sabemos otras cosas más, que aunque tengan doctrina bíblica no la aplican en todo su contexto y otras que solo les falta un cartel que diga somos apostatas en vez de apóstoles, y uno no haya donde ir a congregarse, a comer buen pasto del Señor. A todo esto imploré a Jehová y le dije Señor no me siento apacentado, quienes son mis pastores, solo tú me apacientas, eres mi pastor, no entiendo todo esto, enséñame, quiero que me hables esta noche, e hice silencio y tome la Biblia y espere. Y el Señor comenzó a hablarme: “Yo dije, Pedro me amas? Apacienta mis ovejas. (Juan 21:15 Y cuando hubieron comido, Jesús dijo á Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que estos? Dícele; Sí Señor: tú sabes que te amo. Dícele: Apacienta mis corderos. 16 Vuélvele á decir la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Respóndele: Sí, Señor: tú sabes que te amo. Dícele: Apacienta mis ovejas. 17 Dícele la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Entristeciese Pedro de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y dícele: Señor, tú sabes todas las cosas; tú sabes que te amo. Dícele Jesús: Apacienta mis ovejas.). Dice El señor: el  pastor que apacienta mis ovejas es el que me ama, si se ama asimismo se apacienta asimismo y no da la vida por sus ovejas y no le da aprisco.

Luego me llevó a Exequiel 33: 30 al 33: “30 En cuanto a ti, hijo de hombre, los hijos de tu pueblo se mofan de ti junto a las paredes y a las puertas de las casas, y habla el uno con el otro, cada uno con su hermano, diciendo: “¡Venid ahora, y oíd qué palabra viene de Jehová!” 31 Y vienen a ti como viene el pueblo, y están delante de ti como pueblo mío. Oyen tus palabras, pero no las ponen por obra, antes hacen halagos con sus bocas y el corazón de ellos anda en pos de su avaricia. 32 Y tú eres para ellos como un cantor de amores, de hermosa voz y que canta bien. Ellos oyen tus palabras, pero no las ponen por obra. 33 Sin embargo, cuando eso llegue (y ya está llegando), sabrán que en medio de ellos hubo un profeta.”

Ellos oyen pero no ponen en práctica lo que le manda a decir El Señor, solo quieren grandeza y gloria de hombres para ser reconocidos. Y yo le digo Señor que es apacentar? no entiendo aún, y voy al diccionario e igual no entiendo, y me dice el Señor: "en el cap 34 está mi respuesta", (entendí luego que lo del diccionario es entendimiento de hombres y no de Dios). Empecé a leer el 34 que en el epígrafe dice: “Profecía contra los pastores de Israel”, y El Señor me abrió el entendimiento al leer y dice: apacentar es: fortalecer las débiles, curar la enferma, vendar la perniquebrada, hacer volver al redil la descarriada, buscar la perdida, y no enseñorearse de ellas con dureza y violencia, darles aprisco” Wuao dije, oh Señor ahora entiendo y sigue: ellos se apacientan así mismos, comen su grosura, se visten de su lana, la engordada la degollan (la que le dicen la verdad) y no apacientan las ovejas, por eso andan errantes por falta de pastor y son presas de todas las fieras del campo y se han dispersado y no hubo quien la buscase, ni quien preguntara por ellas, por tanto dice, Yo estoy contra los pastores y demandare mis ovejas de sus manos y les dejare dejar de apacentar las ovejas, ni los pastores se apacentaran mas así mismo, pues yo librare mis ovejas de sus bocas, y no le serán más por comida, porque yo mismo iré a buscar mis ovejas y las reconoceré, como reconoce su rebaño al pastor, las librare de todos los lugares en que fueron esparcidas el día de nublado y oscuridad. Yo apacentaré mis ovejas y les daré aprisco (El Señor le dará su refugio), en buenos pastos las apacentaré (en mi doctrina, en mi buena palabra). Yo buscaré la perdida y haré volver al redil la descarriada, vendaré la perniquebrada y fortaleceré la débil, y juzgare entre ovejas y ovejas que las empujaron a irse del rebaño y a la gorda que piso a la pequeña y débil, a la que holló para que no comiera buenos pastos. Yo levantaré sobre ellas un pastor y el las apacentará porque me ama y ama a las ovejas y así como yo di mi vida por ella, el debe dar su vida, importarle más las ovejas que su propia vida, para eso he llamado a los pastores. Quitaré a muchos pastores y pondré pastores conforme a mi corazón y no puestos por el hombre, que son asalariados y salteadores, y mis ovejas no reconocen su voz, ellos me escucharan a mí, porque mis ovejas oyen mi voz. El que tenga oído oiga lo que El Espíritu dice.
Cuando estén afligidos, pidan a Dios que los consuele, El es nuestro aprisco( refugio), El es nuestro buen pastor que dio su vida por las ovejas. Meditemos en esto. Shalom












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.