jueves, 11 de agosto de 2016

SUEÑO PROFÉTICO DE PUERTA DEL CIELO.

EL TODOPODEROSO AVISANDO.

Proverbios 22:33 El avisado ve el mal y se prepara
Mas los simples pasan y reciben el daño.

Vi una ciudad moderna, parecía en Estados Unidos, estaba en el estacionamiento de un Hospital había carros y un lugar destinado a las ambulancias, que se veían estacionadas, y me dirigía a la entrada. Al ir caminando conforme me acercaba podía distinguir más claramente la entrada principal, la cual era de cristal y estaba semiabierta. En la puerta se podía ver un centro de enfermería; es decir uno como escritorio o mesa con unas 2 enfermeras sentadas ahí, y cerca un guardia de seguridad de cada lado.

Me dirigía ahí, y al acercarme solicitaba servicio médico, y entonces me pedían mi tarjeta de control de vacunas, donde debían estar anotadas todas las vacunas que me había puesto, a lo que les contestaba que no la llevaba conmigo, a lo cual me preguntaron donde la tenía, ‘”en mi casa conteste” , “’entonces un guardia la puede acompañar por ella, porque no se atiende a nadie que no tenga sus vacunas completas”, me dijeron, a lo cual conteste “mejor regreso otros día, pues no sé dónde las guarde”’. Me miraron extrañamente como dudando de mis palabras, a lo que añadieron “recuerde que la nueva ley es no atender a nadie que no tenga sus vacunas completas”, me aleje prontamente de ahí, sintiendo dolor por aquellas personas enfermas que no iban a ser atendidas.

Desperté al terminar el sueño, y el Señor volvió a hablar conmigo de un tema que desde hace tiempo me ha estado repitiendo y del cual a otros hnos. les ha estado hablando: Debemos estar saludables, debemos hacernos responsables de nuestra salud, nosotros mismo, y no depender de la ciencia médica ni de los medicamentos, es diferente de sanidad por fe. Muchos sabemos las promesas de sanidad que nos da la Palabra de Dios, y hemos recibido varias veces sanidad de la mano poderosa de nuestros Dios y Creador, pero estar saludable es no enfermarnos, es lo que nos dice;

3ª. Juan 1:2 Amado, ruego que seas prosperado en todo así como prospera tu alma, y que tengas buena salud.

Y lo que él nos dice es que debemos tener la responsabilidad de cuidar nuestro cuerpo como templo de Dios, y cambiar alimentos y hábitos. La Biblia nos habla sobre este tema, del que hablaremos en otra publicación, y por lo que es la razón que abrimos el grupo de Facebook “La voz en el desierto promesas y salud”

Actualmente podemos ver la ciencia médica dividida, ya que hay un despertar a usar la naturoterapia para curar y no los fármacos o medicamentos, la antes llamada medicina alternativa tiene cada día más seguidores, incluso médicos tradicionales que se están cambiando a la medicina alternativa, y en especial a la Naturoterapia como el Dr.Mercola, el Dr.Jordan Rubin (libro la dieta del creador) quienes por experiencia personal, usaron tratamientos naturales para recuperar su salud, y varios siervos de Dios a quienes Dios les está mostrando lo mismo, (como Puerta del cielo, y otros entrevistados en el programa cristiano de Sid Roth.

Este tema lo veremos ampliamente en otra publicación. Por ahora por favor ore por su salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.